¿Por qué utilizar los aceites esenciales?

0
269
ACEITES ESENCIALES

Historia de los aceites esenciales (evolución)

Los aceites esenciales llevan mucho tiempo entre nosotros. Su uso data de épocas antiguas, antes de nuestra era, en el antiguo Egipto. De hecho, los papiros encontrados, certifican su existencia desde el 4500 a. C. Su uso era sagrado, la medicina se unía a la creencia en la magia y los símbolos.

La civilización egipcia es considerada hoy, como la creadora de los aceites esenciales. Ésta ha influido en muchas culturas y civilizaciones, llevando su conocimiento médico a Grecia, el Imperio Romano y toda la cuenca del Mediterráneo.

Más tarde, encontramos el uso de aceites esenciales en el Medio Oriente alrededor del 4000 a. C. Primero utilizado en perfumería y luego aplicado al campo de la medicina.

La civilización china provocó una gran revolución en los aceites esenciales, en especial el dios-emperador Chen Nong, patrón de farmacéuticos y médicos, que identificó muchas plantas utilizables en forma de aceites esenciales en el 2800 a. C.

Los persas en el 1000 a.C inventaron la destilación, paralelamente, los romanos difundieron el conocimiento en Occidente hasta la Edad Media gracias a las Cruzadas.

En el siglo X, Avicene, gran médico y científico, creó el primer aceite esencial puro.

A partir del siglo XV, el farmacéutico se llamará «aromatheri», de ahí la importancia de las plantas aromáticas en las preparaciones de la época.

A principios del siglo XVII, se enumeraron cien aceites esenciales y se utilizaron en aromaterapia para tratar una multitud de trastornos específicos. Posteriormente, se produjo la llegada de los fármacos químicos, con los que imaginaron que se podía curar todo. Por lo tanto, la aromaterapia, los aceites esenciales y las hierbas medicinales se dejan de lado.

LOS ACEITES ESENCIALES DE JANINE BENOIT

Aplicación en la etapa moderna.

En el siglo XX el uso medicinal de los aceites esenciales vuelve a entrar en vigor gracias a René-Maurice Gattefossé, quien, después de haberse quemado en su laboratorio, metió la mano sin pensarlo en un recipiente lleno de aceite de lavanda esencial y le ayudó a regenerar los tejidos de piel de la misma. René-Maurice Gattefossé es el investigador de muchos experimentos con aceites esenciales y demostró su inmenso potencial curativo. Esto, le dio un gran impulso a la aromaterapia y los aceites esenciales.

A mitad del siglo XX, el Dr. Valnet  publicó su libro «¿Aromaterapia? El tratamiento de enfermedades por especies de plantas», este libro se ha convertido en una referencia para los aromaterapeutas de todo el mundo.

Actualmente, estamos convencidos de que los aceites esenciales tienen unas virtudes extraordinarias. Pueden reemplazar en gran medida algunos medicamentos y otros tratamientos sin efectos secundarios ni contraindicaciones. Los aceites esenciales se pueden usar, por ejemplo, en la piel (nunca puros), en el baño o inhalados para promover la relajación y el bienestar. También tienen efectos beneficiosos sobre el estado emocional y la salud del cuerpo, proporcionando una sensación de paz interior y equilibrio.

Estos aceites esenciales que tienen propiedades curativas, hay que utilizarlos con moderación, respetando las dosis y los consejos de absorción indicados.

No utilizar en niños menores de 7 años ni en mujeres embarazadas o en período de lactancia, tampoco utilizarlos en casos de epilepsia.

Utilice siempre aceites orgánicos certificados y aceites no perfumados. ¡Cuidado, existen en el mercado falsificaciones peligrosas!

Propiedades de los aceites esenciales

Los aceites esenciales se extraen de diferentes partes de la planta: raíces, tallo, hojas, flores, frutos o semillas.

Contienen muchos ingredientes activos (antisépticos, antiinflamatorios, curativos, relajantes …) que se extraen de las plantas por destilación (vapor) o prensado en frío (como cuando se presiona la ralladura de una naranja).

Cree un ambiente agradable y relájese, con los aceites esenciales podrá aliviar varios dolores, luchar contra una enfermedad, fortalecer el sistema inmunológico, recuperar energía, relajarse, dormir mejor… Siempre hay una buena razón para usar aceites esenciales.

ACEITES ESENCIALES DE CALIDAD

Utilización de los aceites esenciales:

Por vía oral: siempre que se sigan escrupulosamente las instrucciones dadas.

Vía cutánea: mezclada con aceites vegetales.

Difusión atmosférica: gracias a un difusor (el más frecuente).

Inhalación: muy eficaz en caso de resfriados, sinusitis o bronquitis.

En el baño: El calor del baño promueve la absorción de ingredientes activos por el cuerpo, ¡beneficia tanto la relajación como la inhalación real!

Uso de aceites esenciales en la cocina

Rara vez piensas en ello, pero puedes usarlo en la cocina para perfumar tus platos y pasteles. Deben usarse en pequeñas cantidades. Un ejemplo podría ser: poner 2 gotas de aceites esenciales de limón en un tartar de atún o 2 gotas de aceite esencial de naranja en el de salmón. En una compota de manzanas, podríamos usar el aceite esencial de canela.

Cuidado con los aceites esenciales

Recuerde que incluso si son naturales y orgánicos certificados, algunos aceites esenciales contienen alérgenos y pueden ser tóxicos si se usan demasiado.

Otros, están absolutamente prohibidos cuando se trata de uso interno, como almendras amargas, anís verde, árnica, mostaza, orégano, salvia…

JANINE BENOIT

 

www.janinebenoit.es

Contacto:

info@janinebenoit.es