¡Parásitos saludables para el sistema inmunológico!

0
204

Parásitos saludables: pueden contribuir en la mejora del Sistema inmunológico.

Mi nombre es Marie Charlotte, diplomada en farmacia, hija de Janine y gerente del laboratorio Janine Benoit. Mi madre a menudo me dice que soy una “farmacéutica descontaminada», habla de mí, ya que, como ella, no estoy convencida de que los medicamentos químicos puedan resolver todos los problemas de salud.

Marie Charlotte Janine BenoitExisten otras vías de tratamiento que son poco analizadas durante el plan de estudios de farmacia; como la inmunología, la fitoterapia o la farmacognosia, una de las ramas más antiguas de la farmacología, que estudia los ingredientes activos de origen vegetal y animal. Mis compañeros, durante los estudios, creían solo en los medicamentos químicos con toda su lista de contraindicaciones y efectos secundarios.

Me gustaría compartir con vosotros un extracto de mi tesis de fin de carrera que, se ajusta perfectamente a la actualidad, ya que estamos cada vez más invadidos por enfermedades degenerativas autoinmunes.

Tesis de fin de carrera

Históricamente, los parásitos se han asociado con enfermedades. Sin embargo, en los últimos años, la investigación para tratar enfermedades inflamatorias y autoinmunes, con parásitos, ha arrojado resultados sorprendentes.

El progreso en el control y tratamiento de enfermedades infecciosas y la mejora de las condiciones de vida significa que algunos países consideran que los agentes patógenos deben erradicarse, mientras que otros países están mucho más infestados debido a la falta de saneamiento, la falta de medicamentos, pocas medidas para prevenir enfermedades endémicas, la falta de una dieta variada y equilibrada..

En contraste, la enfermedad inflamatoria intestinal y las enfermedades autoinmunes están aumentando en los países desarrollados sin un tratamiento terapéutico efectivo hasta la fecha.

Numerosos estudios epidemiológicos han demostrado una relación inversa entre la incidencia de estas enfermedades y parásitos inflamatorios y autoinmunes. Después de estos estudios, se desarrolló la «teoría de la higiene» y sugiere una posible acción protectora de los helmintos contra ciertas enfermedades autoinmunes (fuente 1 y 2).

Teoría de la higiene

Las enfermedades inflamatorias con o sin disfunción del sistema inmune son cada vez más comunes en los países desarrollados y su creciente incidencia sigue sin explicarse.

En 1966, investigadores israelíes descubrieron que el riesgo de esclerosis múltiple era menor entre aquellos que habían pasado su infancia en malas condiciones de higiene, como beber agua de pozos contaminados (fuente 1).

parasitos saludablesEnfermedades autoinmunes (enfermedad de Crohn, síndrome del intestino irritable ...)

Por lo general, el sistema inmunitario defiende al cuerpo contra los patógenos invasores y tolera sus propias células. Las enfermedades autoinmunes ocurren cuando esta tolerancia desaparece; luego se vuelve patógeno, causando inflamación y daño en los tejidos y / o células (fuente 3).

Las enfermedades inflamatorias del intestino, en particular la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, son enfermedades complejas cuya etiología multifactorial sigue sin estar clara. Actualmente, se supone que el desarrollo de estas enfermedades se debe a una respuesta inmune inadecuada (fuente 4).

No existen medicamentos alopáticos que la puedan curar y el uso prolongado de corticosteroides solo empeora la enfermedad al crear resistencia, pero en la medicina alternativa existen soluciones efectivas.

El sistema inmune es responsable de proteger el cuerpo contra ataques de todo tipo.

Se han identificado dos tipos de respuestas:

– Inmunidad celular que actúa a través de linfocitos Th1.

– Inmunidad humoral que utiliza linfocitos Th2 para erradicar parásitos.

La enfermedad de Crohn se asocia con una respuesta inmune Th1 excesiva que produce inflamación significativa; mientras que los parásitos inducen una respuesta inmune antiinflamatoria Th2.

Los linfocitos th1 y th2 se inactivan entre sí, de modo que Th1 inhibe selectivamente la actividad de Th2 y viceversa. De esta manera, los parásitos previenen la inflamación.

Se ha demostrado que algunos parásitos disminuyen la intensidad de la respuesta inmune en humanos.

Actualmente se están publicando varios ensayos clínicos, por ejemplo, el tratamiento con helmintos de Trichuris suis para la inducción de la remisión en enfermedades inflamatorias del intestino.

Otro parásito, Necator americanus, podría usarse para tratar la enfermedad de Crohn, según un estudio piloto.

La inoculación es segura incluso en pacientes inmunocomprometidos.

La industria farmacéutica no está interesada en este tipo de tratamiento, en parte debido a la dificultad de acondicionar los parásitos y en segundo lugar porque es poco probable que pueda patentar un medicamento no sintético …

Además, aunque los tratamientos helmínticos son más efectivos que los medicamentos que ya están en el mercado, muchos pacientes serían reacios a ingerir parásitos. Pero para muchos otros es una posible solución al sufrimiento causado por estas enfermedades.

Conclusión

Aquí os he expuesto un pequeño resumen de mi trabajo de investigación sobre salud y plagas. Durante milenios, estos microorganismos han coexistido con nosotros y son indispensables. Obviamente estoy hablando de microorganismos útiles y no patógenos. Finalmente, al querer estar demasiado protegidos, evitamos que nuestro sistema inmune funcione de forma normal.

Mi tesis fue seleccionada como la mejor de la universidad de farmacia Cardenal Herrera en 2016 y también gané el tercer premio al exponerla a la competencia estudiantil del mismo año…

Muchas gracias por vuestra lectura,

Marie Charlotte

Descubre toda nuestra gama de productos en www.janinebenoit.es

Para más información escríbenos a info@janinebenoit.es